ENTIENDE TU INSTALACIÓN

Funcionamiento de una Instalación Solar Fotovoltaica

El funcionamiento de una instalación fotovoltaica tanto en edificios como en viviendas es la misma y resulta sencilla de explicar, pero antes se deben conocer los elementos (básicos o no) que componen una instalación solar fotovoltaica.

Funcionamiento de una Instalación Solar Fotovoltaica

Placas solares fotovoltaicos

Es extremadamente básico si queremos optar por conseguir energía eléctrica mediante la energía solar.

Inversores de red

Este aparato sirve para pasar la corriente continua en tensión alterna. La energía solar viene en corriente continua y para utilizarla en ciertos electrodomésticos se necesita pasar a corriente alterna.

Baterías solares y fotovoltaicas

Es un depósito que almacena la energía que se consigue de los paneles fotovoltaicos para poder utilizarse cuando se crea oportuno. Pues la energía solar no siempre está disponible como para que el panel fotovoltaico pueda generar energía en cualquier momento.

Regulador de carga

Es un dispositivo que se encarga de preservar las baterías fotovoltaicas haciendo que la batería no se sobrecargue. Si no hay batería en la instalación, tampoco se necesita regulador.

Cableado eléctrico

Todos los elementos están conectados con cableado eléctrico.

¿Cómo funciona una instalación fotovoltaica?

  1. Los módulos fotovoltaicos transforman la radiación solar en energía eléctrica, mediante el fenómeno fotovoltaico.
  2. Esa energía obtenida de los paneles fotovoltaicos pasa al regulador de carga (si lo tiene) y de ahí pasa a las baterías (si las tiene).
  3. En el caso de que no exista ni regulador ni baterías pasa al inversor donde se convierte en tensión continua
  4. De ahí pasa al cuadro de protecciones que todo hogar posee, para después poder ser utilizado en cualquier elemento eléctrico.
  5. En el caso de que tengamos baterías solares, la energía alterna se almacena hasta que es demandada por algún usuario de la vivienda, pasando al punto 3 y 4.

Instalación fotovoltaica conectada o no a la red eléctrica 

Existen dos tipos de instalaciones:

  • Las aisladas a la red eléctrica, que se utiliza cuando la red eléctrica está alejada de los puntos de consumo y son especialmente útiles para zonas inaccesibles de la red.
  • Las instalaciones conectadas a la red, en las que se genera la energía limpia y se conecta a la red.

Le realizamos un estudio totalmente personalizado sin ningún compromiso

FEMEVAL
ASELEC